Autonomía Ciclista nº38. Los semáforos en rojo y los ciclistas.

En este programa trataremos el debate (y a veces conflicto) de la fama (merecida o no) de que las personas que vamos en bicicleta nos saltamos los semáforos en rojo. ¿Somos un vehículo? Está claro que sí. Pero, ¿somos un vehículo que deba respetar todas las señales puestas por y para los coches? ¿Somos coches?

Los semáforos se introdujeron en su día para regular el tráfico de los coches y motos por su peligrosidad y su torpeza en la circulación de las ciudades. ¿Si los semáforos fueron pensados para los coches, las bicis deben pagarlo?
Los semáforos se ponen en verde y en rojo teniendo en cuenta la velocidad media y aceleración de los vehículos a motor, la bicicleta aquí es la gran perjudicada por no tenerse en cuenta su velocidad media, su aceleración. La absurdidad de que respete todas las normas de circulación introducidas para otros vehículos la ve cualquiera que monte en bicicleta. Otros vehículos no piensan así, porque quieren ver a las bicicletas cumplir la norma por cumplir la norma, sea ésta lógica o no; son los gruñones de la calzada.
Otros argumentos a tener en cuenta para poner en duda la respetabilidad de ciertas señales de tráfico por parte de las bicicletas son; la seguridad a la hora de arrancar, la cantidad de humo que puedes tragar por la aceleración a la hora de la puesta en marcha de un vehículo a motor que esté delante, o incluso, la fluidez del tráfico.
Salud y pedales!

Leave a Comment

Filed under Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =